jueves, 23 de julio de 2009

Aqaba > Nuweiba > Sharm El Sheikh


De Aqaba a Nuweiba y Sharm El Sheikh

Tras bajarnos del coche en Aqaba, nos despedimos de nuestros amigos. El puerto de Aqaba es bastante complicado y es muy recomendable ir con tiempo. Tras una larga caminata decidimos coger un taxi para ir a la terminal donde salía nuestro ferry con destino a Egipto.Ya en la terminal, validamos nuestros billetes (50 € y nos fuimos a una explanada a esperar. Todo estaba lleno de viejos sacos, maletas y bultos de toda clase. Había mucha gente y parecía que se iban a abrir las aguas e íbamos a ir todos en un éxodo masivo hacia la península del Sinaí. ¿Fue ahí donde se abrieron las aguas frente a Moisés?
Cruzar el Mar Rojo en Ferry es más que una aventura
Tras un par de horas esperando nos llaman a toda la multitud para subir al ferry… De repente ¡Sorpresa! Los policías al vernos con rasgos occidentales nos piden el pasaporte y al ver que somos españoles nos llaman y nos hacen subir primeros al autobús. ¿Por qué? -No lo sé, solo sé que todos nos miraban y yo me sentía incómodo con ese trato preferencial.Tras subirnos al ferry, comprobamos que estaba bastante descuidado, no había extintores (estaban solo las cajas de cristal que los contienen) y los asientos estaban con la espuma (o como se llame) completamente al aire.  Aún así eran bastante cómodos. -Sabía de antemano que no me iba a subir al Titanic, je je.
Me llamó mucho la atención que se veían carteles con look de los años 90 con mensajes en finlandés o un idioma similar (nos dimos cuenta enseguida que el barco hace un par de décadas hacía rutas por Finlandia) y los carteles seguían ahí, ¿Para que quitarlos?… Era simplemente genial.La gente estaba tirada en el suelo, todo el mundo se descalzaba, la verdad es que fue todo muy auténtico y éramos prácticamente los únicos occidentales. Nuestras butacas estaban al lado de los WC y claro, había colas constantemente, ya que los árabes se lavan todo el tiempo sistemáticamente para poder rezar.
Algo que me impactó fue que me levanté para dar una vuelta por el ferry y delante de mí iban tres señores con una brújula… si, se pararon de repente y empezaron a darse cabezazos contra el suelo…. Estaban rezando en dirección a La Meca. ¡Me pareció alucinante!
En aquel tiempo estaba presente la gripe A, he de decir que me agobiaba un poco ver a un montón de gente con mascarillas en un lugar herméticamente cerrado.
Cuando llegamos a Nuweiba recuerdo que tuvimos que esperar un montón de tiempo a que nos dieran nuestro pasaporte. También tuvimos que rellenar un cuestionario de salud bastante insólito.
Tras bajar del barco y llegar a la aduana, nos encontramos un montón de chatarra que estaba tirada por el suelo y aquel lugar era como estar en medio de un basurero.

Durante unos 200 km. la carretera a Sharm El sheik es así.
A pesar de la cercanía con Jordania y que ambos países son árabes, la sensación que tenía era que todo era diferente en Egipto… Los coches, la gente, el agobio a los turistas, pero me gustaba aquel sitio…
Allí en medio de tanta porquería y en un lugar no turístico en el que nadie hablaba inglés conocimos a Ahmed, un joven jordano que se quería ir de fiesta a Sharm El Sheik (Las Vegas de África) , justo a donde queríamos ir, a nosotros se nos unió un chico neoyorquino que quería ir a Dahab y que estaba un poco ’perdido’. Recuerdo que alucinaba con nuestras mochilas con ruedas del Decathlon.
Tras el regateo y subirnos en marcha a un coche (fue de película) de repente en medio de la carretera nos hacen bajar y subirnos a otro… el conductor se cruzó con otro y empezaron a discutir en árabe con lo que no teníamos ni idea de lo que decían… menos mal que íbamos con Ahmed y el hablaba árabe e inglés con nosotros que si no…
Tras un calor insoportable atravesando la península del Sinaí, llegamos a Sahrm El Sheik anochecer, el hotel era una gozada, y nosotros estábamos realmente cansados. A la mañana siguiente teníamos que coger un avión para ir a Luxor.  No pudimos disfrutar del mar de Sharm, que es por lo visto es tan bonito como un acuario.
Mapa: Nuweiba y Sharm El Sheikh


Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario