martes, 21 de julio de 2009

Jerusalén > Petra

De Jerusalén/ Hussein Bridge Border a Mar Muerto y Petra.

Cúpula de La Roca y Antenas parabólicas en JRS
Nos levantamos muy temprano y fuimos hasta el lugar donde salían los minibuses para ir a Allenby Bridge… Recuerdo que era casi enfrente o muy cerca de la puerta de Damasco.
Los minibuses estaban bien, pero era una sensación muy extraña ya que eramos los únicos occidentales y los que venían con nosotros eran muy serios, además el conductor tenía muy malas pulgas.

Una vez en la frontera pues lo mismo que a la entrada, bastantes controles aunque es verdad que se hizo menos pesado.

Cuando cruzamos la frontera y entramos en Jordania, vimos la posibilidad de alquilar un coche. Al final decidimos que no sería una buena idea. A todo esto ya ibamos un poco mal de tiempo, ya que teníamos que ir al aeropuerto a ver si habían llegado nuestras maletas y luego ir al Mar Muerto y dormir en Petra.

Con una chica Japonesa que se unió a nostros nos fuimos al aeropuerto, y al llegar la primera decepción. Nuestras maletas no estaban. El día anterior había hablado con un amigo que trabaja en Iberia y me había comentado que las maletas viajaban vía Amsterdam. Cuando pronuncié el nombre de esta ciudad Holandesa todo se solucionó a pesar de volver a pasar trámites burocráticos, controles, etc.. Definitivamente Jordania es un poco desastre en cuanto la gestión de cualquier trámite.
Una vez con las maletas, nos recargamos de energía y nos fuimos al Mar Muerto. Según íbamos bajando de nivel, el calor empezaba a ser insoportable.

De nuevo con un conductor que nos quería llevar a un lugar que no era el que nosostros habíamos pensado, nos bajamos del coche y llegamos al Resort Mowenpick Hotel, un lujazo que nos costó unos 45 € al cambio y donde comimos, nos bañamos y disfrutamos de las magníficas instalaciones del complejo.

Otro de los edificios emblemáticos en Jerusalén
El Mar Muerto es el punto más bajo del planeta con unos 460 metros (creo recordar) por debajo del nivel del mar. Es un lugar único e insólito en el mundo. Tras las 3 horas que allí estuvimos, y teniendo el cuenta las condiciones de cansancio y calor sofocante con la que había llegado me llené de repente de vitalidad y energía.
¿Serán las famosas propiedades curativas de este mar? En todo caso hay un grave riesgo de que en pocos años este peculiar mar se seque por completo...
Volvímos a negociar un conductor para ir a Petra, por la famosa autopista del Mar Muerto. Esta vez el conductor que nos tocó era un poco tacaño no quería poner el aire acondicionado y cuando conseguimos que lo pusiera, apagaba el aire cada vez que tenía que subir alguna cuesta.
El viaje fue se me hizo muy largo, no recuerdo exactamente los kilómetros que había entre El Mar Muerto y petra pero creo que tardamos unas 4 horas.

Una vez que llegamos a Petra y dejamos las cosas en nuestro Hotel (bastante más cutre de lo que esperábamos) nos fuimos a cenar a un restaurante del pueblo. El pueblo de Wadi Musa no tiene nada que ver, es bastante feo y tiene un montón de cuestas muy pronunciadas. La verdad es que cuesta imaginar que en ese lugar está escondido el magnífico tesoro de Petra.
En el coche hacia Petra
Tras la cena fuimos caminando hacia el Hotel que si bien era cutre, estaba al lado de la entrada al complejo de lo que se denomina la ciudad de los Navateos. Esa misma noche queríamos haber ido al lugar para ver el espectáculo de las velas, pero eso solo lo hacen 3 días alternos a la semana, no recuerdo muy bien que días eran)
A la mañana siguiente y tras un desayuno nefasto fuimos como Indiana Jones en busca del Tesoro… Es una auténtica maravilla, con razón es una de las nuevas maravillas del mundo. Tras pagar la entrada y caminar 1 kilómetro más o menos vimos ante nuestras narices la fachada del tesoro.

El lugar es relamente auténtico y las personas que ves por allí también. En la siguiente foto con un lugareño, me gustaría destacar que en general son personas muy sencillas y muy amables.


Seguimos caminando por el poblado de los Nabateos, auténticos maestros a la hora de construir esculpiendo las rocas. A las 10 de la mañana tras venir de las escalinatas del Monasterio nos volvímos porque el calor enpezaba a hacer mella y además nos venía a buscar al hotel un conductor que nos llevaría a Wadi Rum. Estaba a punto de ver uno de los lugares más bellos que jamás había visto.
Piscina con el Mar Muerto al fondo

Mapa: Jerusalén (Punto A)

Ver mapa más grande

No hay comentarios:

Publicar un comentario