domingo, 19 de julio de 2009

Madrid > Amán

De Madrid a Amán.

El vuelo salía a las 12:00 horas aproximadamente, si bien había vuelos directos desde Madrid casi a diario, escogimos la opción de ir vía Barcelona (aunque viva en Madrid) porque simplemente llegabamos antes y nos costaba 50 € menos. No recomiendo esta opción (la de hacer escala con menos de dos horas de tiempo) ya que nuestro equipaje principal se perdió y tuvimos bastantes problemas para recuperarlo. Lo que pretendo transmitir es que cuando no hay demasiado tiempo entre los vuelos es muy fácil que ocurra esto….

Con nuestro conductor en las vigiladas calles de Amán...
El vuelo duró unas 5 horas y la verdad, he de decir que los aviones de Royal Jordania son de lujo si los comparamos con los de Iberia. El viaje muy cómodo (teniendo en cuenta que no me gusta nada volar). La aventura comienza en el mismo aeropuerto de Amán (Queen Alia), donde al llegar tuve la sensación de regresar al pasado unos 20 años… Los trabajadores fumaban en sus puestos de trabajo y la falta de organización estaba presente. La sorpresa vino cuando en la cinta transportadora no venían nuestros equipajes… En fin, nos dijeron que pasaramos en un par de días por el aeropuerto a ver si tenían noticias de ellas, menos mal que llevábamos cosas imprescindibles en nuestros equipajes de mano, sobre todo mi amigo que llevaba más cosas que yo.
Cuando salímos del aerpouerto vino mi primer ‘impacto’: Un montón de señores vestidos con ropas muy diferentes a las nuestras y con taxis bastante obsoletos ofreciendo sus servicios para llevarte a la ciudad, mucho jaleo y poco respeto entre ellos. Mientras casi ya habías llegado a un acuerdo con uno de ellos, había otro que te hacía señas para que te fueras con el… Ya subidos en el taxi, vamos por la ‘autopista’ de entrada a Amán, gente en medio de la calzada, adelantamientos muy peligrosos, y nuestro conductor fumando a la vez que hablaba por teléfono y cometía todo tipo de infracciones. Me pareció muy divertido y me dí cuenta que estaba en otro mundo, justo lo que yo quería.
Después de hacernos el lío y dejarnos en otro lugar que no era el pactado, fuimos andando y llegamos al hotel. Se llamaba Toledo Hotel, ¿curioso verdad? Lo cierto es que el hotel estaba muy bien. Una vez que dejamos todo en la habitación, bajamos a la calle, reconozco que también me llamó mucho la atención la falta de aceras y el aspecto de que todo estaba bastante destartalado y descuidado. Vimos al otro lado de la calle una especie de pzzería y decidimos comernos una sentados en la calle (muy rica y muy barata comparando los precios con España). Fue bastante curioso, ya que al lado de nosotros estaba un señor sentado en lo que sería el asiento de un viejo coche pegado a su pequeño local. -Debo decir, que era la primera vez que viajaba fuera de occidente…

Esa misma noche nos encargamos de contratar un chófer que nos llevaría a King hussein Bridge para pasar a Palestina e Israel. A pesar de los nervios del día siguiente, dormimos bastante bien. El desayuno en el hotel estaba bien y tal como habíamos quedado nuestro conductor, estaba allí esperándonos. Tras el desayuno emprendemos nuestra marcha hacia Jerusalén, tan cerca en distancia y tan lejos por lo complicado que es llegar.
Saliendo de Amán, que es una ciudad más bien grande con 2 millones de habitantes, conseguimos encontrar un cajero y enfrente del mismo un edificio típico de allí que se llamaba Madrid Building. Tras abandonar la capital Jordana, atravesamos unas carreteras con bastantes curvas, sobre todo a la altura del monte Nebo (que estaba muy cerca) y que fué donde Moisés divisó la tierra prometida… Es tremendamente fascinante ver que aquella extensión de tierra estéril sea una de las principales casuas del enfrentamiento judio-palestino y que el mundo esté enfrentado.
Datos prácticos sobre Ammán (Jordania)
Duración vuelo Madrid Ammán: 5 horas.
Población de Ammán > 1.900.000 habs.
Metro, NO / Trenes, NO
Idioma: Todo el mundo habla Árabe y algunas personas hablan también inglés.
Altitud, 850 metros.
Consejos
Los taxistas en general son bastante caraduras, hay que tener cuidado de que nos dejen donde queremos ir. Son bastante despistados y se saltan muchas normas.
El tráfico es además de intenso muy caótico. Cruzar la calle es toda una aventura. El nivel de polución es bastante alto como en todas las ciudades de Oriente Medio.

Mapa: Ammán, Jordania (Punto A)


Ver mapa más grande
Siguiente capítulo: Ammán > Jerusalén

[Posted with iBlogger from my Iphone 4]


No hay comentarios:

Publicar un comentario