lunes, 1 de agosto de 2011

Un Fin de semana en San Francisco, California

En el Golden Gate de San Francisco
Tras la larga espera en el aeropuerto de Seattle, que como comenté en una anterior entrada, es de los no recomendables para pasar una noche en vela, vuelo en dirección San Francisco. El vuelo no duró más de 2 horas y media, y además de ver el Monte Rainieri se ve perfectamente a su lado el monte Santa Helena...
Una vez en la terminal del aeropuerto de San Francisco, hay que irse a un mini tren automático sin conductor (como el de la T4 de Barajas en Madrid) para ir a la Terminal en la que estaba el BART, que viene a ser un híbrido entre metro, cercanías y Tren ligero. El minitren automático es gratuito y es fácil moverse por el mismo. Lo que ya no es tan barato es el BART, que es bastante caro y los trenes son antiguos y con moqueta. El hotel lo tenía en Oakland (el otro lado de la Bahía), ya que el ahorro puede ser de unos 50 € y al final compensa con el BART, que en este caso, me dejaría en la puerta del mismo Hotel. El precio del BART del Aeropuerto de San Francisco a la estación de 12th/Oakland City Center es de unos 8 $ por persona. Hay que tener en cuenta que en este medio de transporte pagas según a donde vayas y el billete hay que introducirlo en la estación de salida para poder salir (Aquí no es como en Seattle que nadie pedía el billete y podías casi viajar gratis).

El cable-car o tranvía, donde mejor me lo he pasado.
Sin duda lo mejor de San Francisco.
Tras media hora larga en la que el tren pasa por debajo del mar, llego al hotel. (hay un documental que explica la gran obra de ingeniería de este Metro, que está hecho a prueba de seísmos).
El Hotel estaba bastante bien aunque la zona estaba llena de colgados, frikis, homeless (los sin techo) y gente muy muy rara, como la que sale en las pelis. En general San Francisco es la cuidad de Estados Unidos que he visitado con mayor número de gente extraña.
San Francisco es una de esas ciudades de las que toda la vida has oído hablar, bien por todas las películas que se han hecho en la misma, como también por lo cosmopolita que es.
Esa mañana estaba muy cansado y dormí un par de horas. Volví a ir en el BART hasta Embarcadero, y desde allí fui caminando hasta Chinatown. Debo decir que me esperaba un barrio más grande y más auténtico. Había un par de calles con los típicos tranvías (de los que luego hablaré) y muchas tiendas de souvenirs.

El Pier 39 está situado en el Puerto.
Una vez recorrida la calle principal de Chinatown, voy hasta una calle principal que esá llena de cafés muy pintorescos. Tras tomar un café en uno de estos lugares, bajo unas calles en dirección al mar y me encuentro con la Levi's square, que es una plaza que intuyo que tiene algo que ver con la conocida marca de pantalones Levi's, que son de San Francisco (viene puesto hasta en la etiqueta, je je). Seguidamente me voy hasta el Muelle de donde salían todos los barcos a Alcatraz (la cárcel más famosa y de mayor seguridad del mundo, que ahora es un museo que se puede visitar, aunque hay que esperas de varios meses para acceder allí). En este lugar se hicieron películas tan conocidas como 'La Fuga de Alcatraz' o 'La Roca'. En este muelle es donde está Pier 39, un complejo muy agradable de ver con restaurantes, tiendas, leones marinos y desde donde se puede ver una de las mejores vistas de la Isla de Alcatraz. En este mismo lugar hay un mercado en el que venden fruta con muy buena pinta, en la que no viene el precio puesto... Me ocurrió que quise comprar 3 naranjas y unas cuantas cerezas y el precio que me pedían eran 19 $ (imagino que sin tasas), ya que evidentemente no las compré. Una de las cosas que más agotan de aquí (en Estados Unidos) son las tasas y las fees, y es que en los precios (sea lo que sea) vienen marcados sin tasas ni otros impuestos, y a la hora de pagar te los cobran sin avisar... en muchos casos son el 7 %, etc.. Esto incluye ropa, comer en restaurantes (en donde además debes dejar una propina adicional del 10 %) y cualquier cosa que desees comprar. A veces te vienen con la maquinita de la tarjeta para que escribas cuanto vas a dejar de propina directamente y te cuentan que lo normal es el 18 %... En fin, para volverse locos.

Los otros tranvías, la línea F (validos para el pase de 1 día)
Tras recorrer todo el puerto, decido volver a Powell Station, porque era donde debía subirme de nuevo al BART para ir al Hotel en Oakland. La distancia era considerable, pero las cuestas mucho más. Jamás había visto cuestas como aquellas. Casi todos los coches estaban calzados y pude comprobar lo peligroso que es cruzar aquí la calle, ya que apenas ves si vienen coche o no.
Al día siguiente, había que visitar uno de los lugares más emblemáticos, El Golden Gate. En este caso fuí hasta Powell en Bart y allí subí en tranvía hasta Hyde Street. El billete de tranvía es muy caro, ya que un solo viaje cuesta 6 $, pero existe una modalidad que es un pase de un día por 14 $, que además puedes combinar con los 'muni' que son los autobuses de toda la vida y los F, que son como llaman a un tranvía más moderno que los clásicos y que parecen de los años 70. (De hecho creo que son de esta época). Es importante tener claro que si se toma el tranvía en Powell st. la cola puede durar varias horas. En su lugar yo subiría un par de paradas de tranvía y de ese modo no hay que esperar. Lo bueno de Powell St, es que ves como los 'maquinistas' del tranvía girar la plataforma para cambiarlo de sentido, y es muy interesante. El tranvía aquí se conoce más como Cable Car, ya que en realidad el tranvía se engancha a un cable que está en movimiento por el suelo, que por cierto hace bastante ruido...
Una vez en Hyde street, hay que coger el autobús número 28, aunque creo que alguno más también va. Después de un par de horas desde que salí de Powell, llegué al famoso Puente. Para acceder al mismo, no hace falta pagar nada (algo raro aquí, ya que cobran por todo)... Evidentemente me fuí a la otra orilla, donde está Sausalito. El trayecto merece mucho la pena, ya que es una obre de ingeniería realmente interesante. Las vistas son magnificas y el frío también... Esta ciudad es fría en cualquier época del año. Es célebre la cita de Mark Twain, en la que decía que el invierno más frío que había pasado había sido un verano en San Francisco.

Las 'Painted Laydies', que son solo eso. 4 fachadas y ya está.
A la vuelta me perdí, más bien fuí en un autobús al revés y acabé en un lugar extraño y en un autobús con gente muy freak, como la de las pelis... La idea era ir a las Painted Laydies, que es una de las principales atracciones o lugares de interés de la ciudad. Así que conseguí llegar y bueno, son cuatro casa como se pueden apreciar en la foto y ya está. En realidad en mi opinión, no tienen ningún valor artístico. Tras esta rápida visita y pasar un frío inimaginable a finales de julio, me voy a cenar a un Restaurante de Union Square.
Tras coger de nuevo el rumbo, fui caminando de nuevo hasta Powell, para ir de nuevo al Hotel.
Tras hacer el check-out en el hotel, me voy al aeropuerto de San Francisco, para volar a Las Vegas.... La compañía era US Airways y el retraso fué de casi dos horas... En este sentido el aeropuerto de San Francisco tiene un montón de enchufes para cargar el móvil, etc...
Con todos estos detalles, San Francisco es una ciudad interesante, pero he de admitir que me decepcionó un poco. No es especialmente una ciudad pintoresca, como se la puede imaginar uno viéndola a través de las películas, fotografías, documentales, etc.
Esta ciudad al igual que muchas otras de Estados Unidos, tiene una gran parte de gente que habla castellano. De hecho prácticamente todo está en inglés y castellano, tanto las locuciones de los autobuses, metros, aeropuertos como carteles de información.
Hay una cantidad muy alta de personas procedentes de Asia, Diría que de cada 5 personas que ves en la ciudad, 2 son asiáticas y otras dos hispanas...

 A continuación dejo unas fotos, que espero que os gusten:

Chinatown, con la típica fachada de San Francisco
Las escaleras de emergencia están en todas las casas
 Se usan para escapar del fuego en caso de terremotos.
Mucha gente se bajaba en marcha.

Con la Transamerica Pyramid al fondo.
Un submarino que está permanentemente expuesto y se puede ver. 
La Calle Lombard, que no es la más inclinada.
Los leones marinos durante su emigración también visitan Pier 39
Sin duda, lo mejor de San Francisco, fui delante, detrás, colgado, etc..
 
Lo de los cables, me recuerda a veces a algún país asiático.
 
Un barco de mercancías con Alcatraz al fondo.

 


3 comentarios:

  1. bueno bueno! bastante impresionante! espero un pase de fotos a la vuelta!

    ResponderEliminar
  2. bueno bueno! bastante impresionante! espero un pase de fotos a la vuelta!

    ResponderEliminar
  3. Manu, sigo tu viaje por aqui, la verdad es que me esta gustando mucho, las fotos son buenas y lo que cuentas muy entretenido!!Sigue escribiendo porfa!Sonia G.,8-08-2011

    ResponderEliminar